Educar la mirada, la mà i el sentiment.


Quant mes sàpigues mirar fora
mes creixeràs per dins.
Mirar és la forma d'eixamplar
el nostre espai interior.
Eulalia Bosch

Joan Fernández Cursach

Irene Verdú Esparza

dijous, 3 d’abril de 2014

El grito de Edvard Munch


Actividades realizadas por Lorenzo Cuesta Berroy

-     
  I    Inicio de la conversación con cuestiones sencillas
§  ¿qué veis?
§  ¿qué pasa en el cuadro?
§  ¿qué colores hay?
§  ¿cómo os sentís al verlo?
§ 
-       Debate libre entre los niños (maestro como espectador)
-       Transcripción de las conversación sobre el cuadro base:
Después de explicarles qué era lo que íbamos a hacer, y mostrarles el cuadro, ésta fue la conversación que mantuvimos en relación a lo que vimos en esa lámina.
LORENZO: Mirad chicos, este es El grito, un cuadro de Edvard Munch.
DANIELA: No, no, eso no es un cuadro… un cuadro es grande y lleva madera al lado…
LORENZO: eh… entonces ¿qué es esto?
DANIELA: ¡¡¡Es la foto de un chico!!!
LORENZO: ¿Y qué es lo que véis? ¿Qué está pasando en el cuadro?
DANIELA: Es un chico que está así (imitando el gesto), que está chillando.
ELENA: Si, está gritando… ¿por qué está gritando?
JOSE RAMÓN: ¿Por qué ha gritado ese chico?
LUIS MIGUEL: Porque está buscando a su mamá.
ALBA: Su mamá no está y llora, y por eso grita
LORENZO: Ahhhhh… ¿y veis algo más en el cuadro?
LUIS MIGUEL: Muchos colores…
LORENZO: ¿Qué colores?
LUIS MIGUEL: Amarillo, naranja, rojo
CAROLINA: Blanco
LORENZO: ¿Y qué más veis?
LUIS MIGUEL: Hay dos señores
CAROLINA: Su mamá y su papá!!!
JOSE RAMÓN: Siii
LORENZO: ¿Y por qué tiene esa cara de susto el niño?
CAROLINA: Tiene cara de susto… pero ni tiene que llorar porque ya no es un bebé…
DANIELA: Claro, tiene un susto y por eso llora
DANI: El niño tiene miedo… porque ya es de noche
LORENZO: ¿De noche? ¿Por qué dices que es de noche? ¿De qué color está el cielo?
DANI: Naranja… es naranja porque se está haciendo de noche
LORENZO: Ahh… entonces, al final en el cuadro ¿Qué es lo que hay?
LUIS MIGUEL: Un niño que grita porque está solo y tiene miedo
DANIELA: Y es de noche y no está su mamá
ALBA: Pero su mamá ya viene…está ahí en el camino
LUIS MIGUEL: Y es de noche y el cielo está naranja
De esta conversación, extraje muchas conclusiones:
o   La capacidad de observación y atención de los pequeños.
o   Su interpretación de la realidad.
o   La asociación de lo que ven con lo que a ello les sucede, porque asociaban el temor del niño a la sensación de abandono que sufría al haberse marchado la madre, igual que se sentían muchos de ellos al inicio del curso (que en ese momento era muy reciente).
-       Establecimiento de relaciones entre la obra y la emoción a trabajar, y nuevas preguntas
§  ¿qué os da miedo?
§  ¿qué os haría gritar así?
§ 
-       Trabajo plástico/artístico de la obra:
o   Análisis de los elemento que la componen
o   Análisis de los colores predominantes
o   Técnica de pintura ¿cómo creéis que lo han pintado?
o   Elaboración de un mural con pintura de dedos simulando el fondo donde transcurre la acción del cuadro. Cada niño colabora pintando su trozo del paisaje con las manos. Esta actividad da pie a trabajar la creación de nuevo colores al mezclarse diferentes tonalidades.
o   Fotografía: para esta actividad decidí realizarles una fotografía representando cada uno de ellos una expresión lo más asustado o temerosa posible, vistiéndoles con una amplia camisa negra y colocándoles sobre el fondo para que simularan ser el personaje. De este modo trabajé la expresión corporal, la empatía que les permitía entender las sensaciones que pretendía transmitir el personaje del cuadro, el respeto entre los compañeros y la ayuda mutua al vestirse solos con la camisa, y les acerqué también a otra disciplina artística como es la fotografía.
o   Actividad de plasmación: confeccionamos nuestro propio libro de los miedos, partiendo primero de una acción reflexiva en la que cada niño explicaba que era lo que le daba miedo. Yo recogía en la pizarra cada una de esas cosas acompañándolas de un dibujo asociado al elemento que le causaba temor. Después, cada uno de ellos, en una cartulina A4 de color negro y con una cera manley de color blanco, plasmaban en un dibujo que era lo que les daba miedo. La actividad se realizó por equipos para poder registrar que era lo que le daba miedo a cada uno, y ayudarles a plasmarlo.
o   Puesta en común: visionado de las láminas y explicación de que es eso que les produce miedo. Aquí mi intención es captar su atención y que sepan respetar al compañero que está explicando su creación, de este modo por un lado aprenden a ser respetuosos entre ellos y a ser “observadores activos”, y de otro modo, refuerzo su autoestima dejándoles que expliquen qué es eso que les produce miedo, y otorgándoles un tiempo (limitado) de protagonismo dentro del aula.
o   Creación de una historia: la actividad en si misma nos llevó a otra nueva casi sin querer. Al concluir la actividad, Carolina me preguntó…”¿Y qué le pasó después a ese niño?”, y lo más sorprendente fue lo que sucedió. Comenzaron a inventarse una historia entre ellos, tratando de explicar, a partir de lo que habían visto del cuadro, qué es lo que había sucedido después, cómo había acabado la historia del personaje de la obra… y este es el pequeño cuento que surgió a partir d todas las ideas y teorías que se inventaron sobre lo que había sucedido con aquel asustado muchacho:
El niño estaba asustado, porque estaba sólo y se hacía de noche… y como no veía, se acabó cayendo por el puente hasta el agua, y la corriente lo llevó hasta una catarata y acabó en el fondo del mar. Entonces apareció un tiburón gigante que se lo tragó. Y estuvo dentro de su barriga durante 2 días enteros. Y el segundo día comenzó a hacerle cosquillas en la barriga para que le soltara y se puedo escapar. Nadando llegó hasta una isla desierta y allí se encontró con un tigre, que primero le atacó porque no le conocía y al final se hicieron buenos amigos. Y una mañana se encontró con una mujer que tenia cuerpo de pez, era una sirena muy guapa. Se casaron y se quedaron a vivir en la isla, fueron muy felices y el niño ya no lloró nunca más.
-       Resultado final: la plasmación de esta actividad se completó incluyendo en una cartulina grande de color naranja varios elementos relacionados con este trabajo:
o   El titulo de la obra
o   El dibujo de sus miedo
o   El cuento que inventaron
o   La fotografía que se hicieron interpretando al personaje del cuadro
Y como muestra del resultado adjunto la siguiente fotografía:


REFLEXIÓN FINAL: fue un trabajo inicial muy enriquecedor y prometedor, que me motivó a plantear nuevos trabajos vinculados al arte. Los niños disfrutaron mucho y lo mejor de todo es que me sirvió para que los niños se abrieran, y comenzaran a expresarse con mayor libertad y seguridad en el aula, mostrando abiertamente sus miedos, y sus valoraciones sobre lo que yo les estaba enseñando. Además combinamos pintura, fotografía, y literatura infantil, dejando correr de forma libre la creatividad de los niños, obteniendo un resultado final que a mi parecer resulta estéticamente muy vistoso y completo,


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Entrades relacionades

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...