Educar la mirada, la mà i el sentiment.


Quant mes sàpigues mirar fora
mes creixeràs per dins.
Mirar és la forma d'eixamplar
el nostre espai interior.
Eulalia Bosch

Joan Fernández Cursach

Irene Verdú Esparza

dissabte, 29 de març de 2014

Alter Klang, de Paul Klee

Actividades realizadas por Lorenzo Cuesta Berroy




-       Conversación básica y libre, no estructurada, sobre lo que perciben en esa lámina
-       Inicio de la conversación con cuestiones sencillas
§  ¿qué veis?
§  ¿qué formas veis en el cuadro?
§  ¿qué colores hay?
§  ¿cómo os sentís al verlo?
§ 
-       Debate libre entre los niños (maestro como espectador)
-       Transcripción de la conversación:
LORENZO: Bueno niños, os enseño esta nueva lámina… ¿alguien podría decirme que es lo que ve aquí?
Se produce un largo silencio porque al parecer no les transmitía mucho, a pesar del trabajo previo de presentación y preparación para la actividad. Al rato uno de los alumnos contesta…
LUIS MIGUEL: Está oscuro
DANIEL: En ese cuadro está todo oscuro…menos ahí que si se ve…en la mitad…ahí!!
LORENZO: ¿Y por qué puede ser eso?
LUIS MIGUEL: Porque está de noche
LUCIA: Se hace de noche y no se ve…
LORENZO: Pero ¿qué es lo que tenemos que ver? ¿Qué veis en el cuadro?
LEWIS: Cuadrados…muchos
ELOY: Hay cuadrados
ANDRÉS: Son cuadrados de colores…todos juntos
LUIS MIGUEL: Es una piscina!!!!
CAROLINA: Si, es una piscina con cuadrados de colores, y es de noche y se ve muy poco…
LORENZO: Pero si que se ve algo ¿no?
DANIEL: Si, se ven cuadrado rojos
LORENZO: ¿Y por que está oscuro por aquí (señalando el borde de la lámina) y por aquí no?
DANIEL: Porque le están dando con una linterna, porque se le ha caído algo y lo está buscando
LORENZO: Ahhhhh…y una cosa… ¿Qué formas veis?
DANIELA Y ALBA: Cuadrados
MIKEL: Muchos cuadrados
LORENZO: ¿Y me podíais decir qué colores veis dentro de la piscina?
ANDRÉS: Negro, marrón, verde…
JOSE RAMÓN: Verde, amarillo, marrón, naranja, blanco…
LORENZO: Muy bien… ¿Y alguien podría decirme qué pasa en ese cuadro?
ALBA: Pues que se ha caído un anillo en la piscina y lo están buscando con una luz…
Este cuadro no dio mucho más de sí, para el debate, pero resulta curioso cómo llegaron a imaginar eso, que a alguien se le había caído algo dentro de una piscina de noche, y lo estaban buscando con una linterna.
-       Trabajo plástico/artístico de la obra:
o   Análisis de los elemento que la componen: reconocimientos de formas, búsqueda de formas similares en la clase, búsqueda de elementos que contengan muchos de esos cuadrados (la pared con los ladrillos…)
o   Análisis de los colores predominantes
o   Análisis de las formas geométricas básicas que encontramos en el cuadro
o   Elaboración de una representación o interpretación de la obra:  siempre conservo trozos de papel de diferentes colores para aprovecharlos, y en este caso, me vino muy bien tener una caja llena de trozos de papeles de colores similares a los del cuadro. Como faltaban algunos tonos, les pedí que cada no de ellos intentase pintar un trozo de papel (1/2 folio) con un color de los que encontraban dentro del cuadro. Después guillotiné los trozos y los coloqué de nuevo en una caja. La idea era que cada niño, a modo de collage, realizase su interpretación del cuadro, a partir de un patrón base. Le di un A3 con un espacio delimitado, para que en su interior, y combinando los retales de la caja como ellos quisieran, compusieran su propio Alter Klang.

-       Actividad complementaria: de forma natural y espontánea, surgió una actividad complementaria al trabajo con el cuadro de Paul Klee, casi por azar. Resulta que en el rincón de los cocineros que tenemos en el aula, contamos con todos los utensilios para jugar a ser cocineros, y para poder montar un restaurante, pero nos falta algo muy importante para poder servir una mesa…manteles, y de esta necesidad nació la actividad de LOS MANTELES DE COLORES. Se trata de una actividad muy sencilla, pero que a ellos les captó la atención y les entusiasmo desde el principio. Con tres grandes trozos de papel continuo, íbamos a elaborar los manteles para jugar a los restaurantes, pero decidimos decorarlos de un modo especial: empleando los cuadrados de Klee. Llené cada trozo de papel con cuadrados, para que cada niño pudiese colorear los que desease con las tonalidades que eligiese. Dispuse 5 mesas de trabajo, 3 con los grandes trozos de papel, y dos con colores (rojo, lila, naranja, verde, amarillo y azul), y dividí la clase en 3 grupos para que cada grupo decorase su mantel a su gusto. De este modo realizamos una actividad cooperativa complementaria a la planteada con el cuadro de Klee, retomando como centro de interés la forma del cuadrado, que a su vez estábamos viendo dentro del curriculum ordinario de la etapa. Estas son algunas de las fotografías que tomé durante el proceso.



REFLEXION FINAL: Si bien esta obra me ha servido como hilo argumental sobre el que cimentar una aproximación al conocimiento de las formas básicas (cuadrado) y los colores, me ha resultado más complejo el aspecto creativo e imaginativo de la tarea, y también el motivacional, puesto que los niños no se mostraban tan atraídos como por la obra de El grito, quizás por ser menos figurativa, lo que les daba menos libertad para interpretar lo que veían. A pesar de todo esto, ha sido muy práctico y útil para acercarles más a ciertos aspectos básicos que facilitarán su conocimiento del mundo que les rodea.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Entrades relacionades

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...